PRISMA > BLOG > Qué hacemos con los mocos para que no bajen al pecho.

Qué hacemos con los mocos para que no bajen al pecho.

11/10/2016

Ja comença el temps on els nens als col·legis ja comencen a tenir els mocs que la majoria arrossegaran molts dies de l'hivern.

El pediatra de Prisma, el Dr. Xavier Bringué, ja està visitant molts nens amb aquests episodis.

Avui us deixem amb una entrada del blog de la Dra. Gloria Colli, pediatra.

 

En cuanto empiezan las clases, los niños en edad preescolar pasan un catarro detrás de otro, dejándonos con la impresión de que están todo el invierno con mocos.

Sobre todo los mas pequeños pueden acabar con una bronquitis o crisis de broncoespasmo que necesite medicación inhalada: el famoso Ventolín.

¿Porqué sucede ésto?  ¿Podemos hacer algo por evitarlo?

El catarro de vías altas o resfriado común afecta a las vías respiratorias altas: nariz, garganta y tráquea. Está producida por múltiples virus y los niños pequeños, hasta que se inmunizan, pueden pasar unos 7-8 episodios al año, generalmente durante los meses fríos del año.

Si sabemos cómo se produce, podemos también entender cómo, a veces, se complica.

El virus entra por la nariz o por la boca (no tiene sentido empeñarnos en que no vayan descalzos, porque el virus no puede entrar por los pies

Si el virus produce fiebre, el primer día será más alta y más rebelde al tratamiento, pero después irá cediendo con más facilidad. La fiebre suele durar 2 o 3 días, pero también puede llegar a durar una semana.

No es necesario tratar con antibióticos un  catarro sólo porque dura más de X días.

En la nariz el virus produce una reacción típica: estornudos y mocos. Los mocos serán primero líquidos y transparentes, después más espesos y finalmente verdes.

El moco verde no quiere decir que precise antibióticos.

La inflamación avanza y llega a la garganta. Entonces te dirán que tiene la garganta roja, que tiene una faringitis, una amigdalitis o una combinación de ambas: una faringoamigdalitis. A veces incluso se ven “placas” . El médico entonces tiene que decidir si es una bacteria y precisa antibióticos.

No siempre cuando hay placas hay que tomar antibióticos.

En esta fase puede haber tos seca, por la inflamación de la garganta, disfonía o llanto ronco.  La tos nocturna suele ser por los mocos que escurren desde la nariz  y a veces vomitan nada mas levantarse, para expulsar todos esos mocos acumulados durante la noche.

Al 2º o 3º día la inflamación sigue bajando y llega a los bronquios.

Los niños que  de pequeños han pasado una bronquiolitis por el temido virus respiratorio sincitial (a pesar del nombre impronunciable, los padres que han pasado por la experiencia lo conocen como si fuera de la familia) en esta fase pueden volver a presentar los mismos síntomas:

  • dificultad respiratoria.
  • respiración rápida.
  • se les notan las costillas al respirar.
  • dejan de comer (porque no pueden comer y respirar a la vez) .
  • se los ve mucho más enfermos.

En este momento tendremos que volver al pediatra para que lo vuelva a valorar y le ponga el tratamiento adecuado, o empezar el que nos haya indicado previamente para estos casos.

Los primeros días, cuando hay mucho moco, los lavados nasales pueden ayudar a despejar la nariz. Cuando pasan unos días y notamos que el moco está en la garganta los lavados no ayudan. Solo conseguiremos molestar al niño.

Los mucolíticos o expectorantes no están recomendados en ninguna guía clínica (que son las guías que elaboran los expertos basándose en todos los estudios disponibles). Aunque tengan esos nombres que prometen romper el moco o ayudar a expulsarlo, no está demostrado que realmente funcionen.

Los jarabes para la tos solo funcionan durante unos días y pueden dar efectos secundarios graves, por lo que tampoco se pueden usar en menores de 2 años, y algunos (casualmente los mas efectivos) incluso hasta los 12 o 18 años, según la enfermedad que tengan.

Por suerte siempre podemos recurrir a los remedios de la abuela. Se ha demostrado que la miel puede mejorar algo la tos nocturna. (Siempre que el niño tenga mas de 1 año de edad. No se debe dar miel a los bebés por riesgo de botulismo)

Los antibióticos no mejoran los síntomas ni previenen una mala evolución. Sólo se deben usar si hay complicaciones y siempre con la prescripción del médico.

https://www.facebook.com/Dra.Gloria.Colli.Pediatra

http://www.gloriacolli-pediatra.com/

Etiquetas: pediatria

Informació de contacte

Contacta amb nosaltres, pots utlitzar el formulari adjunt

 

  • PRISMA SERVEIS MÈDICS: 973.30.29.79
  • MAIL: prisma@prismasm.cat

Formulari de contacte

* Camps necessaris

Localització

 

PRISMA SERVEIS MÈDICS

C/ SANT LLUÍS núm. 4

CP: 25600 BALAGUER

 

 

 

 

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos